IMIQUIMOD - Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PATOLOGIAS > TRATAMIENTOS
IMIQUIMOD

El imiquimod 5% es una sustancia química que actúa sobre el sistema inmunológico, induciendo su activación a nivel local. Podríamos decir, por tanto, que se trata de un medicamento inteligente o selectivo pues va a centrarse sobre las células que queremos tratar.

¿Para qué se usa?
Actualmente la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) ha aprobado su uso en verrugas genitales y perianales externas (condiloma acuminado), en  pequeños carcinomas basocelulares superficiales en adultos  y en queratosis actínicas (QA) clínicamente típicas, no hiperqueratósicas y no hipertróficas de la cara y cuero cabelludo en pacientes adultos inmunocompetentes, cuando el tamaño y el número de lesiones limita la eficacia y/o aceptación de la crioterapia y otras opciones de tratamiento tópico están contraindicadas o son menos apropiadas. Además existe una amplia experiencia acumulada en el tratamiento de Carcinomas espinocelulares
in situ y lentigos malignos.

Modo de aplicación
Antes de aplicar la crema de imiquimod, debe lavarse la zona de tratamiento con jabón suave y agua y secarla bien. Debe aplicarse suficiente cantidad de crema para cubrir la zona de tratamiento, incluyendo un centímetro de piel alrededor del tumor. La crema debe extenderse sobre la zona de tratamiento hasta que ésta desaparezca. La crema debe permanecer en la piel unas 8 horas aproximadamente. Posteriormente la crema debe eliminarse con jabón suave y agua. Las manos deben lavarse cuidadosamente antes y después de la aplicación de la crema.

Duración del tratamiento
El régimen más empleado para basocelulares es la aplicación de imiquimod durante 6 semanas, 5 veces a la semana (suele recomendarse de lunes a viernes), antes de la hora habitual de dormir, lavando la zona por la mañana. Es habitual indicar la aplicación de una crema antibiótica (ácido fusídico o mupirocina al 2%) por las mañanas o los fines de semana; aunque no tiene efectos sobre la eficacia del tratamiento, evita la sobreinfección y formación excesiva de costra.
En ocasiones puede prescribirse su uso durante 8 semanas si prevemos que la respuesta puede ser más pobre o en espinocelulares in situ.
En las queratosis actinicas la pauta suele ser su aplicación tres días alternos en semana (lunes, miércoles y viernes o bien martes, jueves y sábados) durante un mes.
En el caso de los condilomas acuminados suele recomendarse también tres veces en semana a días alternos, hasta un máximo de 16 semanas.
El laboratorio fabricante de la crema recomienda no volver a usar un sobre una vez abierto, pero puede emplearse si se cierra y se conserva en frigorífico.

Efectos adversos
Durante el tratamiento con imiquimod, se producirá una reacción inflamatoria local de moderada a intensa. En esta zona suele aparecer enrojecimiento, zonas de erosión de la piel, inflamación e incluso costras. A veces puede aparecer sensación de quemazón, escozor y/o picor. Estos síntomas suelen comenzar sobre el décimo día de aplicación (final de la 2ª semana o principios de la tercera). Las reacciones inflamatorias locales pueden acompañarse, e incluso precederse, de signos sistémicos similares a los de la gripe y síntomas que incluyan malestar, fiebre, náuseas, mialgias y rigidez
NO se asuste por la aparición de estos síntomas. Todo ello es normal y deseable (ya que cuanta más reacción haya mejor está actuando el fármaco y más probabilidad de que la lesión desaparezca por completo.
Si está muy molesto o los síntomas son muy severos, no dude en consultarnos; en estos casos puede hacerse un periodo de descanso de una semana, reanudando a continuación la aplicación hasta completar el tiempo prescrito.
Estos síntomas desaparecerán espontáneamente una vez finalizado el tratamiento.
A continuación mostramos un ejemplo de cómo puede evolucionar una basocelular (tenga en cuenta que en cada caso la reacción puede ser mayor o menor a la mostrada):


Esta información se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos, no constituye recomendación ni asesoramiento destinado a pacientes y no pretende sustituir el consejo de un dermatólogo profesional. No debe utilizar la información contenida en este sitio web para diagnosticar un problema de salud. Siempre debe consultar a un médico o a otro profesional sanitario para cualquier duda o consulta ya que  cada paciente y cada caso específicos requieren atención personalizada.
 
© 2016 Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla │ Aviso LegalPolítica de Cookies
Regreso al contenido | Regreso al menu principal