CUIDADOS RECIEN NACIDO - Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PATOLOGIAS > RECOMENDACIONES
CUIDADOS DEL RECIEN NACIDO

La piel del recién nacido es más sensible a agentes de tipo infeccioso y o irritativo, al ser mucho más frágil y fina que la del adulto. La elevada proporción entre la superficie y el volumen corporal (entre 2 y 5 veces mayor) justifica la facilidad para adquirir infecciones a través de la piel y el riesgo de toxicidad secundario a la absorción percutánea de sustancias aplicadas tópicamente.
  • Mantener al niño en un ambiente cálido y húmedo, evitando la exposición directa al sol.
  • Manipular al neonato con las manos limpias
  • Cuidados del cordón umbilical. El cordón umbilical se  desprende por sí mismo al cabo de los 5-10 días, por lo que hasta ese momento únicamente es preciso mantener la zona limpia y seca la zona, sin aplicar antisépticos tópicos de rutina, solo cuando esté indicado.
  • En línea con lo anterior, tanto en el cordón como en el resto de la piel, debemos evitar la aplicación tópica de sustancias antisépticas si no hay infección. En caso necesario, utilizar sólo clorhexidina al 05%.
  • Baño. Aunque es muy común que el primer baño se retrase hasta que el cordón umbilical haya caído, no hay ninguna razón importante que lo justifique. En cualquier caso, el baño de ser breve, utilizándose una en pequeña cantidad jabón neutro, suave  y ejerciéndose una suave fricción sobre la piel del neonato. La piel sana tiene mecanismos de autolimpieza inherentes, por lo que excepto en determinadas zonas, no parece necesario el baño o la ducha diario.
  • Los productos de higiene corporal deben ser cuidadosamente eliminando de la piel antes de proceder al secado del niño, que debe ser suave y completo, sobre todo en lo que respecta a los grandes pliegues.  Bañar al recién nacido durante poco tiempo, con agua tibia, no caliente. Evitar el uso de manoplas o esponjas.
  • Utilizar champú neutro. Cuando aparecen signos de dermatitis seborreica del cuero cabelludo (descamación amarillenta o costra láctea), puede aplicarse cualquier tipo de aceite para facilitar el desprendimiento de las escamas y evitar la progresión del proceso.
  • Las uñas han de cortarse bien, y no se deben introducir bastoncillos de algodón en el interior de los conductos auditivos.
  • Aplicar cremas emolientes e hidratantes, a ser posibles de excipiente graso y después del baño
  • El cambio del pañal debe ser frecuente, coincidiendo, como mínimo, con cada toma.  Salvo contadas ocasiones, es altamente recomendable el uso de pañales desechables. Una vez retirados los restos de heces y orina,  es importante secar bien la zona perineal. La aplicación de pasta al agua tras cada cambio de pañal, actúa como crema barrera disminuyendo el riesgo de irritación, manteniendo la zona aislada de la humedad y evitando el contacto de la piel con sustancias orgánicas potencialmente irritantes. No deben contener perfumes ni sustancias potencialmente irritantes (bálsamo del Perú, lanolina, etc). El empleo de polvo de talco, de efecto astringente, ha quedado en desuso por el riesgo de inhalación accidental.
Esta información se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos, no constituye recomendación ni asesoramiento destinado a pacientes y no pretende sustituir el consejo de un dermatólogo profesional. No debe utilizar la información contenida en este sitio web para diagnosticar un problema de salud. Siempre debe consultar a un médico o a otro profesional sanitario para cualquier duda o consulta ya que  cada paciente y cada caso específicos requieren atención personalizada.
 
© 2016 Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla │ Aviso LegalPolítica de Cookies
Regreso al contenido | Regreso al menu principal