ECCEMAS - Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PATOLOGIAS > DERMATOLOGIA
ECCEMAS

¿Qué es?
Los eccemas son un grupo de enfermedades en las  que existe una inflamación de la piel. A veces se utiliza la palabra  "dermatitis" cómo sinónimo (por ejemplo, eccema o dermatitis atópica).  Se  caracterizan por un picor intenso y por la gran variedad de formas clínicas,  así como de las causas que pueden producirla.

Tipos de eccema (algunos de estos tipos están desarrollados en otros apartados de la web)
  • Eccema discoide o numular: Las áreas afectadas tienen forma oval o redondeada y se distribuyen principalmente por brazos y piernas. Puede acompañarse de sequedad generalizada.
  • Eccema irritativo: Se produce como consecuencia de lavados frecuentes y por el contacto con productos agresivos.
  • Eccema alérgico de contacto: Se produce al entrar en contacto con un producto al que se ha desarrollado una alergia. Los productos pueden ser variadísimos (perfumes, jabones, productos de limpieza, ropa, pinturas, gomas, esmalte, maquillajes, medicamentos que se aplican sobre de la piel, conservantes, etc…). Resulta importante comprender que NO todos los eccemas están causados por una alergia en concreto.

Factores de riesgo ¿A quién puede afectar?
Existen eccemas que se  desarrollan en individuos con una cierta  predisposición genética (por  ejemplo el eccema atópico). En otros eccemas, la sequedad cutánea puede ser un  factor favorecedor (eccema asteatósico, eccema numular), existen eccemas que se  desarrollan como consecuencia de la aplicación de productos irritantes (eccema  irritativo) o bien que pueden estar causados por  una alergia concreta a algún producto (eccema  alérgico de contacto). También, en algunos eccemas el rascado continuo y  prolongado puede favorecer su persistencia.

Síntomas
Son características comunes a todos ellos el enrojecimiento, y el picor, y en ocasiones vesículas, escamas o grietas según el tiempo de  evolución de las lesiones. En las lesiones más recientes predomina el enrojecimiento y las vesículas, mientras que cuando son antiguas hay más escamas y grietas. En procesos muy largos, con picor y rascado continuo la piel puede oscurecer y engrosarse, proceso que denominamos liqueinificación.

Diagnóstico
En la mayoría de casos  el diagnóstico es clínico con la observación de las lesiones. Si se sospecha un eccema de contacto alérgico, pueden ser necesarias pruebas de alergia. En ocasiones es necesaria una biopsia de piel para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento
  • Medidas  generales: Incluyen algunas recomendaciones como por ejemplo, evitar los  lavados excesivos, el uso de productos específicos para la higiene (sin  detergentes), mantener la piel bien hidratada, evitar el contacto con productos  irritantes, etc… En el caso del eczema alérgico resulta imprescindible evitar  el contacto con aquellos productos concretos a los cuales se diagnostique una  alergia.
  • Tratamientos  tópicos: Se basan en el uso de los corticosteroides tópicos durante un periodo  limitado de tiempo. Según la zona y el tipo de eccema, su dermatólogo le  recomendará un tipo u otro de corticosteroide. En ocasiones también se utilizan  inmunomoduladores tópicos (pimecrolimus y tacrólimus). El eccema seborreico  puede mejorar con  los antifúngicos en  forma de crema o geles limpiadores.
  • Tratamiento  sistémico: Los corticosteroides orales se reservan para aquellos casos graves y  siempre durante periodos cortos de tiempo. En la dermatitis atópica o en  eccemas sobreinfectados, los antibióticos orales pueden ser efectivos como  tratamiento coadyuvante. En casos excepcionales que no respondan a los  tratamientos anteriores, pueden utilizarse otros tratamientos como la  fototerapia (UVB, PUVA) o fármacos inmunosupresores o inmunomoduladores  sistémicos (ciclosporina, metotrexato, azatioprina, tacrólimus, etc.). Siempre  debe tenerse en cuenta que todos estos tratamientos deben ser prescritos y  supervisados por un dermatólogo.

Pronóstico
Algunos eccemas presentan una evolución aguda, con  la curación completa una vez  se ha  resuelto o evitado la causa, mientras que en otros se evidencia una evolución  crónica y recurrente (brotes), especialmente aquellos eccemas con  predisposición genética (eccema atópico y seborreico).
Esta información se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos, no constituye recomendación ni asesoramiento destinado a pacientes y no pretende sustituir el consejo de un dermatólogo profesional. No debe utilizar la información contenida en este sitio web para diagnosticar un problema de salud. Siempre debe consultar a un médico o a otro profesional sanitario para cualquier duda o consulta ya que  cada paciente y cada caso específicos requieren atención personalizada. 
 
© 2016 Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla │ Aviso LegalPolítica de Cookies
Regreso al contenido | Regreso al menu principal