DISHIDROSIS - Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PATOLOGIAS > DERMATOLOGIA
DISHIDROSIS

¿Qué es?
La dishidrosis o eccema dishidrótico es un proceso inflamatorio cuyo sustrato son las glándolas sudoríparas; de ahi que se presente con mayor frecuencia donde mayor concentración hay de éstas.

¿A quién puede afectar? Factores de riesgo
La causa de este eccema es desconocida. Es más frecuente en gente joven. Existe una predisposición genética que hace a algunas personas susceptibles a presentar este eccema. Además es más frecuente que se presente en personas con alergia, desconociéndose si la relacion está determinada genéticamente o como ocurre con la dermatitis atópica, las heridas y grietas que parecen hacen más frecuente que se sensibilicen. Es muy frecuente la asociacion con alergia al niquel, hasta el punto de que se ha postulado que los aliementos ricos en este metal podrian empeorar su curso. Si se sospecha, se realizarán pruebas de alergia (ver dermatitis de contacto).
Hay situaciones que empeoran  o desencadenan brotes como el estrés y el calor (ambas circunstancias aumentan la actividad de las glándulas sudoríparas)

Síntomas
Este eccema suele empezar en las caras laterales de los dedos de las manos como pequeños granitos (vesículas) que pueden extenderse al resto de la mano. Cuando estas lesiones evolucionan, las vesículas se rompen y pueden formarse escamas y grietas. Existe una forma seca de este eccema en el que sólo aparecen escamas y grietas y no se ven vesículas. Este eccema también puede afectar a los pies. Es muy característico el PICOR, sobre todo cuando la vesícula empieza formarse, cesando después y/o siendo sustituido por el dolor que producen las grietas.
Normalmente la evolución del eccema dishidrótico es en forma de brotes más o menos duraderos, que son más frecuentes en primavera/verano; sin embargo, en algunas personas puede ser más persistente.

Tratamiento
Al igual que otro tipo de eccemas, normalmente los episodios agudos se tratan con corticoides tópicos y/u orales. En este caso, dado el prominente picor que suelen referir los pacientes se suele añadir antihistaminicos orales. También puede ser recomendable aplicar sustancias astringentes. Debe evitarse el lavado continuo de manos y el uso de guantes, idealmente de algodón con recubrimiento de vinilo, pero nunca directamente los de goma ya que podrían aumentar el sudor de las mismas.
Si los brotes son frecuentes es posible recurrir a inhibidores de la calcineurina tópicos, medicamentos que como los corticoides bajan la inflamación pero que no tienen los efectos secundarios que éstos pueden producir a largo plazo.
Esta información se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos, no constituye recomendación ni asesoramiento destinado a pacientes y no pretende sustituir el consejo de un dermatólogo profesional. No debe utilizar la información contenida en este sitio web para diagnosticar un problema de salud. Siempre debe consultar a un médico o a otro profesional sanitario para cualquier duda o consulta ya que  cada paciente y cada caso específicos requieren atención personalizada. 
 
© 2016 Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla │ Aviso LegalPolítica de Cookies
Regreso al contenido | Regreso al menu principal