DERMATITIS SEBORREICA - Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PATOLOGIAS > DERMATOLOGIA
DERMATITIS SEBORREICA

¿Qué es?
El eccema seborreico es un tipo de eccema crónico, por tanto caracterizado por enrojecimiento, descamación y picor.
Es junto a la dermatitis atópica los denomiandos "eccemas endógenos" ya que en ambos el origen no es ninguna sustancia externa sino producidos por factores del propio paciente.

¿Cuál es la  causa?
No se ha identificado la causa que lo produce, ya que más bien parecen ser factores predisponentes del paciente, entre los que se encuentra una piel seborreica, influencia hormonal androgénica (de ahí que sea frecuente por ejemplo entre adolescentes) y el sobrecrecimiento de un tipo de hongos presentes de modo normal entre la flora habitual (Malassezia furfur). Se conocen factores que desencadenan o empeoran los brotes: el estrés, el sol, ingesta de alcohol, dieta grasa y picante, obesidad, clima frío y seco.

Factores de riesgo ¿A quién puede afecatr?
Puede aparecer a cualquier edad, desde bebés, dermatitis seborreica del lactante (en los tres primeros meses de vida) hasta la edad adulta. Es más frecuente en varones.

Síntomas
Existe una forma infantil y otra que afecta a adultos. En los niños acostumbra a desarrollarse durante los tres primeros meses de vida y suele afectar el cuero cabelludo (costra láctea) y la zona del pañal. En el adulto, las lesiones se distribuyen principalmente en la cara (zona entre las cejas y los laterales de la nariz , orejas y cuero cabelludo, aunque también pueden afectarse la espalda, el escote, las axilas y las ingles. Este eccema produce enrojecimiento, descamación y picor (en el cuero cabelludo se conocen vulgarmente como "caspa"). Normalmente es crónico, y cursa con brotes de empeoramiento y mejorías, salvo en la edad pediátrica en que suele remitir.

Tratamiento
Lo primero que hay que comentar es que dado que es un proceso crónico y endógeno, el tratamiento va encaminado a mejorar los síntomas y, en todo caso, separar los brotes, nunca a curar la dermatitis. Por tanto, normalmente se prescriben tratamientos para el brote y una pauta de mantenimiento para el periodo interbrote para intentar separarlos.
Para los brotes la base son los corticoides y los antifúngicos. Segun la zona a tratar preferimos una presentacion u otra. Así, en cuero cabelludo y zonas pilosas preferimos las lociones o los champús, en la cara las cremas.
Para el mantenimeinto es aconsejable una higiene con productos antiseborreicos y seborreguladores que deben aplicarse a diario incluso cuando no se tenga manifestaciones de la patología. Si los brotes son muy continuos, podemos recurrir a inmunomoduladores tópicos (tacrólimus y pimecrólimus) que como los corticoides bajan la inflamación pero que no tienen los efectos secundarios que estos pueden producir a largo plazo.
Esta información se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos, no constituye recomendación ni asesoramiento destinado a pacientes y no pretende sustituir el consejo de un dermatólogo profesional. No debe utilizar la información contenida en este sitio web para diagnosticar un problema de salud. Siempre debe consultar a un médico o a otro profesional sanitario para cualquier duda o consulta ya que  cada paciente y cada caso específicos requieren atención personalizada. 
 
© 2016 Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla │ Aviso LegalPolítica de Cookies
Regreso al contenido | Regreso al menu principal