LIQUEN PLANO - Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PATOLOGIAS > DERMATOLOGIA
LIQUEN PLANO

¿Qué es?
El liquen plano es una enfermedad inflamatoria de piel, uñas, pelo y mucosas (puede manifestarse en todas ellas, solo en una o combinaciones de las mismas). Es un trastorno relativamente frecuente pudiendo afectar al 1% de la población.

Factores de riesgo ¿A quien puede afectar?
Es mas frecuete en la edad adulta. La causa del liquen plano es desconocida. Aunque no sea la causa, se ha relacionado de los brotes con situaciones de ansiedad o estrés. Se ha sugerido su relación con infecciones por virus de la hepatitis B y C. Por último, algunos fármacos pueden producir un cuadro clínico superponible  a las formas idiopáticas pero que al contrario que éstas, remiten para siempre al retirar el fármaco causante.

Síntomas
Cuando se manifiesta en mucosas, se osbervan lesiones blanquecinas, ramificadas en forma de liquen (de ahi su nombre), en ocasiones modificadas por el rascado, con excoriaciones o exulceraciones. En uñas es característica la afectacion de las 20 uñas de manos y pies, en forma de estriaciones lineales, engrosamiento, pudiendo llegar incluso a la desaparicion de la uña y sustitucion por cicatriz (anoniquia). En el cuero cabelludo ocasiones una alopecia cicatrizal definitiva, siendo característica la presencia de un enrojecimiento que rodea al pelo en la zona adyacente a la zona de calva. En la piel aparecen de pápulas violaceas de unos pocos mm, que en ocasiones se agrupan y coalecen entre si formando lesiones más grandes. Es muy característica la distribución simétrica, afectando sobre todo a muñecas y tobillos, aunque después, sin tratamiento, continúan extendiéndose pudiendo afecatr a todo el cuerpo.
El liquen plano idiopático es una enfermedad crónica que se manifiesta en forma de brotes, aunque la freuencia de éstos es variable: en algunos casos casi continuo y en otros casos tardan añaos en volver a manifestarse.

Diagnóstico
En la mayoría de los casos el diagnóstico es clínico, con la simple observación de las lesiones típicas. En otros casos será necesaria la toma de biopsia que confirmará el diagnóstico.

Tratamiento
  • Para el tratamiento del brote, normalmente recurrimos a corticoides potentes o muy potentes aplicados de forma tópica u orales, si es muy extenso. Mientras se consigue el control se pueden añadir antihistamínicos orales para disminuir el picor.
  • Para el mantenimiento, en casos que empeoran al dejar los corticoides podemos emplear inhibidores de la calcineurina tópicos (tacrolimus, pimecrolimus) o, en casos severos, derivados de la vitamina A.
En casos rebeldes se ha usado con exito la fototerapia (rayos ultravioletas) u otros, como inmunodepresores, etc
Esta información se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos, no constituye recomendación ni asesoramiento destinado a pacientes y no pretende sustituir el consejo de un dermatólogo profesional. No debe utilizar la información contenida en este sitio web para diagnosticar un problema de salud. Siempre debe consultar a un médico o a otro profesional sanitario para cualquier duda o consulta ya que  cada paciente y cada caso específicos requieren atención personalizada. 
 
© 2016 Dr. José J. Pereyra │ Dermatólogo Sevilla │ Aviso LegalPolítica de Cookies
Regreso al contenido | Regreso al menu principal